Diario de una pandemia – 6.

Los Angeles, Estados Unidos. Graffiti: @ponywave. 

4/04. Día 20: “¿No viste lo que pasa en Estados Unidos?”

Hoy el día fue un poco más significativo que ayer. Di una clase de literatura individual online y retiré un pedido de frutas y verduras que hicimos por internet. En el comercio donde retiré el cajón me encontré con Gabriel V. vecino, escritor y actor. Le pregunté si estaba escribiendo y me retruca “¿De qué voy a escribir en esta situación?”.

Leo rumores, noticias o noticias falsas en la red social Twitter sobre un golpe de estado en Brasil porque su presidente Bolsonaro minimizó la pandemia y no tomó las medidas que tomó Argentina. Trump en Estados Unidos tampoco tomó medidas de aislamiento y distanciamiento que tanto celebran la OMS y el FMI en Argentina. Estas organizaciones dan un mensaje explícito de gastar plata en salud y la forma en que la república Argentina obedeció fue mediante la implementación de un estado de sitio sanitario, presentado desde los medios de comunicación como un democrático decreto de necesidad y urgencia. En este sentido el perfil justicialista del gobierno Argentino adquiere claramente un sesgo autoritario.

El estado de tiranía de los cuerpos es anterior a la pandemia, expresado en el control social biotecnológico.

El poder legislativo, por ejemplo dejó de sesionar, por este estado de excepción. Los tribunales de justicia no están trabajando. El poder ejecutivo literalmente, gobierna por decretos y la ciudadanía se ha convencido que está luchando contra un “enemigo invisible”.

….

5/04: Día 21: «La dignidad del riesgo»

Estuve atravesando mucha tristeza, sin embargo conservo la lucidez. No me enorgullece mi lucidez, por el contrario me avergüenza un poco. Me agota, también. Especulo perderla y errar en todo. Me imagino suponiendo que los líderes de la OMS y el FMI tengan buenas intenciones, integridad y ética. Imagino estar equivocado en mi lectura de la política internacional y que es un error creer en que esto es un plan de la OMS para que todos los países del mundo inviertan más dinero en salud pública.

¿Qué pasa si en realidad este es el fin de la especie humana en el planeta? ¿Puedo aceptar que existe la opción de que este virus elimine a la población mundial? Creo que puedo hacerlo, porque tengo la certeza que los animales y los insectos estarían mucho mejor sin los seres humanos en el planeta.

Leí una entrevista a Pedro Cahn, asesor del presidente e infectologo, declarando que “Esta pregunta te la contestaré a título personal: la cuarentena no se va a levantar nunca. En una fecha determinada ingresaremos en otra fase diferente, muy distinta al período anterior”*. Cahn, «el científico», «el médico», está en la cúspide del poder, muy por encima del resto de los mortales.

¿Acaso no tiene sentido la desobediencia sanitaria? Bien podría resultar una ofensiva sensible. Estoy triste, porque una vez más los sanitaristas me quitaron la dignidad del riesgo. ¿Es riesgoso contagiar y ser contagiado? Si, pero es un riesgo incierto. Puede ser tan riesgosa la circulación del virus, como la circulación de la psicosis. Hay tanto riesgo de contagio de covid-19 como de sufrir un brote psicótico. El covid-19 en este sentido es riesgoso como el “brote psicótico” en el sentido que representa una amenaza para sí y para terceros. Por esto, me acuerdo aquello que aprendí de las personas con discapacidad psico-social, que es la dignidad del riesgo. Arriesgarnos, en algunos casos es diferencia entre la indignidad y la dignidad.

Me percibo soberbio, rezo por mi humildad. La “tabla de proyectos 2020” está resultando de mucha utilidad. Reordené las prioridades de los proyectos en función de lo que tengo permitido hacer. Ahora puedo dedicar tiempo de manera organizada a muchas d las tareas de promoción y gestión que ya venía realizando. Esta nueva organización, esta re organización de las prioridades me hace sentir bien. Veo la tabla de proyectos y alivio mis ansiedades frente a la incertidumbre de la actividad teatral, docente y literaria.

….

6/04. Día 22: “Los diez mil pesos”

Mañana voy a saber si la ANSES (Agencia nacional de seguridad social, o algo así) me paga o no $10.000 por ser monotributista A. Me vendrían muy bien. Mis expectativas bajaron mucho. Por las tardes hago tareas domésticas y en las mañanas trabajo un poco. Como puedo y en lo que puedo. Hoy hice una video llamada con Marina K. productora amiga, para ver cómo ve ella toda esta situación desde la producción teatral. Le comenté mi especial interés en “El pan de la locura” de Gorostiza, lo cual le resulto interesante y a mi motivador.

*FUENTE: https://www.pagina12.com.ar/257595-coronavirus-la-cuarentena-va-a-cambiar-de-fase

ETIQUETAS

DELIVERY DE LIBROS

Entregas a domicilio en CABA y encomiendas al resto del mundo!

QUIERO RECIBIR NOVEDADES